Tips para la economia domestica

20170706152641931.jpg

Cuando tienes hijos, el simple hecho de ahorrar para las vacaciones se convierte en toda una odisea desconocida para quienes acostumbraban a comprar menos comida los últimos tres meses y juntar con el aguinaldo el dinero suficiente para darse una escapada. Y es que independientemente de los gastos que traen consigo los hijos, es impensable la idea de escatimar gastos en su comida.

Pero con la práctica, puedes empezar a adquirir hábitos ahorrativos para llegar a verano con el changuito lleno. No es más que seguir estos pequeños consejos para la economia domestica e intentar incorporarlos como una costumbre automática. Toma nota.

  • Cuando eres joven, seguramente repeles esas molestas tarjetitas de “club de ahorro” que ofrecen los supermercados. Pero aunque no lo creas, a veces se encuentran diferencias realmente sustanciales entre tenerla y no tenerla, así que tu próxima misión es adherirte a los clubes de ahorro de los supermercados que más visitas.
  • No desconfíes tanto de los productos con la marca del supermercado estampadas. Es muy habitual encontrar que tanto los vendedores de un producto de primera marca como los de dicho supermercado encarguen la mercadería a un proveedor común. Nada pierdes con probar y quizás puedas ahorrar grandes sumas si decides confiar en esas marcas “de segunda selección”.